Informamos que ante la situación de alarma y emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, en Plan-A seguimos trabajando con total normalidad

La industria alimentaria crece y con ella aparecen nuevas y más exigentes normas de seguridad alimentaria. Las cadenas minoristas europeas y los organismos reguladores exigen estándares de calidad y seguridad unificados a las empresas del sector.

El British Retail Consortium (BCR), el International Food Standard (IFS) y la International Organization for Estandardization (ISO) han definido y publicado nuevas normas de seguridad alimentaria que pueden aplicarse a cada tipo y tamaño de empresa en toda la cadena de suministro.

¿Por qué implementar normas de seguridad alimentaria?

El propósito de estas tres normas es prevenir y mitigar los riesgos a los que se exponen los alimentos que llegan hasta los consumidores. Es evidente que la actividad de procesamiento de alimentos presenta complejos riesgos de los que las compañías son conscientes y que el consumidor moderno exige cada vez mayor seguridad e información con respecto a los alimentos que llegan a su mesa.

Reducir esos riesgos y garantizar esa seguridad es la función de esas tres normas de seguridad alimentaria que todas las empresas del sector deben conocer. Es muy recomendable que este tipo de empresas implementen al menos uno de estos estándares. Si bien, pueden alcanzar la conformidad con los tres, ya que son compatibles y no excluyentes, para aprovechar las ventajas de cada uno.

BRC

BRC es una asociación que nace con el interés de proteger a los minoristas británicos. El estándar, de alcance global, BRC establece requisitos claramente definidos para garantizar la seguridad alimentaria. Estos incluyen la implementación de un sistema de gestión de calidad documentado, que pueda ser monitoreado y que adopte las mejores prácticas de higiene.

Dentro de la Comunidad Europea, son muchas las empresas de este ámbito que esperan que sus proveedores dispongan de la certificación BRCEsto incluye también a los fabricantes de materiales de embalaje, los distribuidores y transportadores y todos aquellos que presten servicios a la industria alimentaria.

IFS

El Estándar Internacional de Alimentos fue desarrollado en 2003 para empresas del sector que operarán en Alemania, Francia e Italia. Hoy es una norma adoptada en toda la Unión Europea. El objetivo esencial de esta norma es asegurar que la calidad se mantenga estable a lo largo de las cadenas de producción de la industria alimentariaLa norma, por tanto, tiene alcance también sobre compañías de transporte y logística.

Con la adopción del estándar, las organizaciones demuestran ante los consumidores que los alimentos que producen, procesan, distribuyen y venden cumplen con los más altos estándares legales de seguridad y calidad.

ISO 22000

El estándar ISO 22000 de sistemas de gestión de la inocuidad de los alimentos es el primer estándar de calidad internacional para empresas a lo largo de toda la cadena de producción de la industria, desde los productores primarios, pasando por empresas de transporte hasta los minoristas.

En estructura y contenidos, ISO 22000 se basa en los requisitos del sistema de gestión de la calidad ISO 9001, pero se extiende para abordar los principios HACCP (Análisis de Peligros y Puntos de Control Críticos, por sus iniciales en inglés).

ISO 22000 proporciona un control de riesgos integral, dinámico y efectivo de la seguridad alimentaria basado en el análisis de riesgos y las buenas prácticas de fabricación, y aumenta la seguridad en todos los puntos de la cadena alimentaria.

Las empresas del sector alimentario encuentran en estas tres normas de seguridad alimentaria herramientas eficaces y un gran apoyo en el cumplimiento de sus propósitos en materia de prevención de riesgos y garantía de seguridad. Pero, además, contar con la certificación es una forma para generar confianza en sus clientes, incluidos los consumidores finales.

La formación necesaria para la implementación

En la implementación de estas normas en las empresas, la formación es un elemento clave para el éxito del proceso. Por eso, Asesoría Plan-A ha diseñado un curso formativo para ayudar a implementar y auditar adecuadamente cada una de ellas:

Pero además, para aquellas empresas que quieran aprovechar y diseñar un sistema de seguridad completo integrando las tres normas, también se ha dispuesto de un programa de formación completo: el Pack completo BRC + ISO + IFS.

Se trata de cursos completos online, donde encontrarás los materiales siempre disponibles para estudiar dónde y cuándo quieras: toda la comodidad que necesitas para un aprendizaje efectivo y de gran utilidad.

Empieza hoy tu camino para garantizar la seguridad alimentaria en tu organización. Inicia tu formación ahora.

Share This