• Generic selectors
    Exact matches only
    Search in title
    Search in content
    Search in posts
    Search in pages
  • Asesoría para el Etiquetado de productos

    Con Asesoría Plan-A, cumplir con rigor, calidad y seguridad la normativa actual de etiquetado de productos alimentarios es un proceso sencillo. Como expertos en Consultoría Alimentaria, podemos darte el asesoramiento que necesitas.

    Cumple con la normativa de etiquetado vigente

    Mejora tus niveles de seguridad alimentaria

    Eleva la satisfacción de los consumidores

    Expertos en Consultoría Alimentaria

    ~

    Cumplimiento normativo asegurado

    Adaptado a las necesidades de tu negocio

    Ahorro económico

    CONSULTORÍA DE ETIQUETADO DE PRODUCTOS ALIMENTARIOS

    El etiquetado de productos alimentarios es un requisito de carácter obligatorio y su contenido también está regulado. En el caso de España y la Unión Europea, este se encuentra sujeto al Reglamento (UE) Nº 1169/2011 que tiene como propósito garantizar la seguridad y el derecho de información alimentaria hasta el consumidor final.

    De este modo, aquellas empresas que fabrican, manipulan o transforman productos deben cumplir con el etiquetado de productos alimentarios de acuerdo con la normativa vigente.

    Desde Asesoría Plan-A, ofrecemos servicios de consultoría especializada para garantizar que el diseño del etiquetado de tus productos alimentarios se ajusta a la normativa en todos sus puntos.

    REQUISITOS DE ETIQUETADO DE PRODUCTOS ALIMENTARIOS

    En el etiquetado de productos alimentarios, y particularmente en los envasados, debe figurar información precisa, rigurosa y claramente legible en relación a múltiples aspectos:

    • La denominación del producto de venta.
    • La lista de ingredientes y su cantidad de mayor a menor peso.
    • Alérgenos, para informar de sustancias que pueden generar alergia o intolerancia.
    • La cantidad neta, en el caso de productos envasados.
    • La fechas de duración mínima/caducidad.
    • Las condiciones de conservación y de utilización, cuando existan pautas especiales para ello.
    • Datos identificativos de la empresa productora y lote.
    • País de origen o lugar de procedencia.
    • El modo de empleo, cuando es necesaria o útil esta información.
    • Información nutricional señalando valor energético y las cantidades de grasas, grasas saturadas, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal.

    Por supuesto, existen diferentes particularidades que implican incluir información específica de producto. Por ejemplo, en el caso de bebidas alcohólicas de más de 1,2 %, debe indicarse el volumen de alcohol o en el caso de presencia de nanomateriales, estos deben aparecer. Por ello, contar con un buen asesoramiento puede ser clave para lograr la completa conformidad con la regulación obligatoria.

    Te Informamos sin compromiso