• Generic selectors
    Exact matches only
    Search in title
    Search in content
    Search in posts
    Search in pages
  • La esperanza de vida ha aumentado en el mundo, y especialmente en Europa. Esto hace que trabajar cuidando personas mayores sea hoy una oportunidad laboral de creciente demanda, incentivada por las dificultades que encuentran las familias para conciliar la vida familiar y la vida laboral.

    La sociedad necesita personas que quieran trabajar cuidando de nuestros mayores. Y los que asumen esta responsabilidad, necesitan seguir algunas recomendaciones para garantizar la calidad de vida de los ancianos y su seguridad.

    Trabajar cuidando personas mayores

    Lo más importante cuando alguien se quiere dedicar al cuidado de mayores es que cuente con los conocimientos necesarios. Los cuidadores de mayores han de tener, por supuesto, vocación y unas habilidades determinadas, pero es la formación adecuada la que garantiza ofrecer el tratamiento que cada anciano necesita según sus condiciones. Además, será preciso seguir algunas otras recomendaciones que también veremos a continuación.

    Formación para el cuidado de personas mayores

    Cuidar personas mayores es algo más que vigilarlos, asearlos y alimentarlos. Ellos utilizan una serie de instrumentos y accesorios que requieren conocimiento acerca de su correcto uso, como el bastón, el andador, los calcetines antideslizantes, las camas articuladas, entre otros.

    Y además, es preciso saber prevenir y atender enfermedades asociadas al envejecimiento como  la artritis, la diabetes, el Alzheimer, la demencia senil o los problemas auditivos y visuales. Cuál es la mejor alimentación o qué actividad física y mental es la más adecuada son algunas cuestiones clave para un mejor cuidado.

    Por ello, es necesario realizar una formación apropiada que aporte este tipo de conocimientos. Dos cursos son esenciales en este sentido y se pueden realizar con la comodidad de la modalidad online:

    • Curso de cuidados de ancianos: este programa, que se puede realizar 100% desde casa y al ritmo de cada estudiante, permite adquirir los pilares fundamentales del cuidador de ancianos bajo la acreditación del Colegio Oficial de Enfermería. Representa una gran oportunidad para aprovechar las salidas laborales como cuidador de personas mayores. Accede a este curso aquí.
    • Curso de Cuidados de Personas con Alzheimer: este programa a distancia enseña a los estudiantes la enfermedad en cada una de sus fases, cómo evoluciona y cuáles son los tratamientos y los cuidados que requiere quien lo padece. Aporta el conocimiento para tratar a este tipo de paciente de manera específica y adecuadaAquí puedes empezar esta formación.

    Más recomendaciones para trabajar cuidando personas mayores

    Para trabajar cuidando personas mayores la formación es lo primordial. Pero, además, las siguientes recomendaciones también pueden ayudar en el día a día de un cuidador profesional de personas mayores:

    • Conocer la historia clínica del paciente: la salud de los ancianos es un punto vital en el desarrollo del trabajo de un profesional dedicado a su cuidado. Por eso, es importante saber qué enfermedades padece el anciano, en qué estado se encuentran, así como qué tratamientos debe seguir a diario y qué medicamentos debe tomar. Para ello, el cuidador de mayores tendrá que familiarizarse con el historial médico de su paciente.
    • Cuidar la salud y descansar bien: el cuidador de adultos lleva a cabo un trabajo que puede llegar a ser extenuante. Por eso, debe prestar especial atención al cuidado de su propia salud y gozar de buen descanso antes de comenzar su tarea diaria. Esto redundará en su fortaleza mental y en su salud física, todo ello en beneficio de su paciente.
    • Planificar el trabajo: un buen cuidador profesional de ancianos no debe improvisar a cada momento sino establecer un plan de trabajo que incluya ejercicio adecuado para su paciente, espacios para actividades lúdicas, la higiene, la atención de los problemas de salud del anciano… Todo ello requiere elaborar un cronograma para cada día de la semana y un plan que aporte bienestar al paciente y facilite la tarea del cuidador.
    • Comunicar los problemas de forma asertiva: cuidar personas mayores es una tarea absorbente que puede llegar a desestabilizar al trabajador que se dedica a ella. Muchos problemas surgen de la falta de comunicación. No todo lo puede atender el cuidador, y por ello, debe saber tratar ciertos temas con la familia, con el médico o con otros profesionales cuando superen sus competencias y sus capacidades.
    • Paciencia y comprensión: sin duda, se trata de un trabajo que requiere mucha dedicación. Comprender al anciano y entender sus necesidades y el universo particular en el que vive es una habilidad que tiene que desarrollar el cuidador profesional de ancianos. Algunos pacientes, debido a sus padecimientos mentales, pueden ser agresivos, depresivos o, por el contrario, extremadamente hiperactivos y eufóricos. El cuidador profesional debe saber cómo tratar cada una de estas circunstancias, con compresión y mucha paciencia.

    El cuidado de ancianos es un trabajo exigente que puede ser muy satisfactorio cuando se cuenta con los conocimientos adecuados. De modo que si quieres aprovechar las muchas oportunidades laborales en este campo, no dudes en comenzar ahora tu formación como cuidador de ancianos y aprovechar todas las ventajas que te brinda Asesoría Plan-A:

    • Estudia a tu ritmo, cuando quieras y donde quieras.
    • Formación acreditada oficialmente para añadir a tu CV.
    • Precio accesible que solo tendrás que abonar una vez superado el test final.

    Aquí puedes comenzar.

    Share This