Aunque cualquier alimento puede causar potenciales daños si no es manipulado de la forma adecuada, algunos alimentos son proclives para la reproducción de bacterias y gérmenes. Por ello, son considerados alimentos de alto riesgo. Y esa es la razón por la que existe un Curso Manipulador de alimentos de alto riesgo.

Este curso enseña la manera adecuada de cocinar y preparar estos alimentos, las condiciones seguras para su almacenamiento y conservación y los protocolos de seguridad que se deben seguir cuando estos se llevan a la mesa.

A continuación, explicamos más de cerca cuáles son esos alimentos y cuándo conviene realizar el Curso Manipulador de alimentos de alto riesgo.

¿Cuáles son los alimentos de alto riesgo?

Se trata de alimentos con alto contenido en agua y bajas concentraciones de azúcar, sal o algún tipo de ácido. Al reunirse estas condiciones, se genera un ambiente propenso a la aparición de bacterias y gérmenes. Una clave para identificar un alimento de alto riesgo es que, generalmente, requiere refrigeración.

Entre estos alimentos de alto riesgo encontramos los siguientes:

  • Productos lácteos: leche, crema, queso, yogur y todos los productos que los contengan, como pasteles de nata, por ejemplo.
  • Huevos y sus preparados, como tortillas o rebozados.
  • Carne de res, de cerdo o de cualquier otro mamífero.
  • Aves de corral.
  • Pescados y mariscos.

¿Cuándo es necesario realizar el Curso Manipulador de alimentos de alto riesgo?

En términos normativos, no existen tipos diferentes de cursos de manipulación de alimentos. Pero hay un grupo de alimentos de alto riesgo, cuyo tratamiento, almacenamiento, manipulación, preparación y disposición requiere cuidados muy especiales, más aún cuando van a ser consumidos por mujeres embarazadas o lactantes, niños, ancianos, o personas enfermas o convalecientes. Por ello, muchas veces se hace necesario un curso especializado.

Existen determinadas condiciones que hacen que complementar tu formación con el curso de manipulador de alimentos de alto riesgo sea requerido o conveniente. Esto sucede, por ejemplo, en el sector de comida preparada, en el de panadería, pastelería y repostería, en el de carnicería y, también, en determinadas industrias que tratan con ese tipo de alimentos y por ello exigen contar con un Curso Manipulador de alimentos de alto riesgo.

En cualquier caso, este curso especializado ofrece un tipo de formación en su extensión y en su contenido mucho más completa que un curso básico. Por ello, te capacita para trabajar en cualquier empresa del sector alimentario, como restaurantes, panaderías, pastelerías, pequeñas industrias, pero también, y esto es lo más importante, con él puedes desempeñar funciones de responsabilidad en industrias alimentarias de alto nivel.

El Curso Manipulador de alimentos de alto riesgo te abre todas las puertas y te facilita el acceso a oportunidades laborales. Por este motivo, siempre es adecuado contar con él cuando se trabaja o se quiere trabajar en puestos que requieren manipulación de alimentos.

¿Dónde realizar el Curso Manipulador de alimentos de alto riesgo?

Desde Asesoría Plan A te ofrecemos el Curso Manipulador de alimentos de alto riesgo oficial, según lo dispuesto por el Real Decreto 109/2010 y al reglamento CE No. 852/2004. Con este curso se obtiene un certificado que no caduca, por lo que solo tendrás que volver a realizarlo cuando desees refrescar o actualizar tus conocimientos.

Con este certificado podrás trabajar en cualquier empresa del sector alimentario, sin importar su tamaño o la actividad específica a desempeñar.

Completa tu formación, de modo 100% online, con el Curso Oficial de Manipulador de alimentos de alto riesgo de Asesoría Plan A.

Share This