Dieta mediterránea, la dieta saludable.

dieta mediterránea

La población está cada vez más sensibilizada frente a la necesidad y el deseo de mantener la salud. Somos más receptivos a todo lo relacionado con la nutrición y esto nos convierte también en mucho más vulnerables. Por todo ello, es necesario establecer y difundir claramente las normas generales que hay que tener en cuenta para diseñar, preparar y consumir una dieta saludable basada en la dieta mediterránea.

Cuando se establecen los criterios que debe cumplir una alimentación sana se comprueba que muchas dietas o combinaciones de alimentos pueden considerarse adecuadas para constituir una dieta saludable o prudente.

La dieta media de los españoles responde a lo que viene considerándose Dieta Mediterránea, sinónima de dieta prudente y saludable, a la luz de los distintos estudios sobre la relación dieta-salud y teniendo en cuenta, además, la expectativa de vida de la población española, una de las más altas del mundo. La variedad en la dieta es garantía de equilibrio, ya que unos grupos de alimentos aportan nutrientes que en otros grupos son deficitarios e incluso, dentro del mismo grupo de alimentos, unos pueden suplir la carencia nutricional de otros. Este criterio de variedad debe ir unido al de moderación, ya que se debe comer de todo, pero sin excederse en las cantidades.

Por tanto, elegir los alimentos que formen parte de nuestra dieta es muy importante porque deben:

  • Ayudar a mantener una buena salud.
  • Permitir disfrutar.
  • Encajar dentro de unos hábitos alimentarios y costumbres.

¿Qué alimentos componen una dieta mediterránea?

El aceite de oliva

aceite de oliva

Este aceite rico en Vitamina E, es el aceite por excelencia utilizado para cocinar, para aderezar, dulces… etc. Este aceite es rico en beta carotenos y ácidos grasos monoinsaturados por lo tanto tiene propiedades cardioprotectoras.

Frutas, verduras, hortalizas y legumbres.

Es también una parte importante de la dieta mediterránea que aportan grandes cantidades de vitaminas, fibra y minerales. Además ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares gracias a su alto contenido en aintioxidantes.

Cereales

El pan, la pasta y el arroz son claros ejemplos de alimentos en la dieta mediterránea que son ricos en carbohidratos y que proporcionan una parte importante de energía. Optar por los productos integrales es una estupenda opción para mejorar el aporte de fibra.

Pescado

El pescado azul tiene propiedades de protección frente a enfermedades cardiovasculares ya que es rico en grasas parecidas a las de origen vegetal.

Carnes

Es una fuente importante de proteínas aunque además también contiene vitaminas y minerales. Muy recomendable combinarlas en platos junto a verduras y cereales. También se recomienda escoger las piezas más magras frente a las más grasas.

Huevos

Son una gran fuente de proteínas de alta calidad, además contienen vitaminas y minerales. Son un alimento bajo en calorías y con la cantidad de grasa equilibrada.

 


En Plan-A, tenemos experiencia en la formación de los cursos de monitor de comedor escolar. Con asesoría Plan-A puedes hacer tu curso de monitor de comedor escolar y obtener tu título oficial para empezar a trabajar ya!!

Para más información y estar al día puedes seguirnos en Facebook o Twitter.


 

Tags

top