La infancia constituye una etapa de la vida en la que tiene un papel esencial una correcta alimentación. Cualquier tipo de malnutrición, por exceso o por defecto, puede tener importantes repercusiones en el desarrollo y el estado de salud a corto y largo plazo.

Además, es durante esta etapa cuando comienzan a instaurarse los hábitos alimentarios, correctos o no, que se mantendrán casi durante toda la vida, por esto en este artículo abordaremos las recomendaciones nutricionales en la infancia.

¿Cuáles serían las recomendaciones nutricionales en la infancia?

Los requerimientos de energía y nutrientes en estos primeros años van variando. Es por ello que las recomendaciones nutricionales en la infancia varían también dependiendo del ritmo de crecimiento individual.

Además del grado de maduración de cada organismo, influye también la actividad física, el sexo y también la capacidad para utilizar los nutrientes procedentes de la dieta.

Las necesidades de energía se estiman aproximadamente en 80 kcal/kg de peso y día (a partir de los 3 años). Hasta la adolescencia no existen diferencias entre sexos.

La importancia del aporte energético.

Los aportes de energía deben ser suficientes para cubrir los gastos:

  • Energéticos, ligados al mantenimiento de la temperatura corporal (37o C).
  • De crecimiento, muy elevados durante el primer año de vida y que bajan sensiblemente después para ir aumentando de forma progresiva hasta la adolescencia.
  • Ligados a la actividad física que, en este periodo, es elevada (muy especialmente si se practican deportes). Es necesario luchar contra la vida sedentaria para mantener un peso adecuado, pues no basta reducir el aporte calórico si la actividad es escasa.

Las principales diferencias en las necesidades energéticas son consecuencia del ritmo de crecimiento y de la actividad física que se desarrolle.

Cualquier tipo de malnutrición, por exceso o por defecto, puede tener importantes repercusiones en el desarrollo y el estado de salud a corto y largo plazo.

Basándose en las necesidades nutricionales a estas edades se pueden hacer recomendaciones sobre la composición adecuada de la dieta. Para ello, es importante recordar que:

No existen alimentos buenos o malos, sino dietas ajustadas o no a las recomendaciones de la población a la que se dirigen y que no existe una dieta ideal, sino que distintas dietas son capaces de cubrir las necesidades nutricionales de una persona.


En Plan-A contamos con amplia experiencia en formación online. Disponemos de los mejores cursos de seguridad alimentaria. Con asesoría Plan-A puedes hacer tu curso de monitor/a para comedor escolar acreditado y obtener tu título oficial para empezar a trabajar ya!!

Para más información y estar al día puedes seguirnos en Facebook o Twitter.


Share This