• Generic selectors
    Exact matches only
    Search in title
    Search in content
    Search in posts
    Search in pages
  • Los requisitos de etiquetado garantizan al consumidor conocer información esencial que llevan a una decisión de compra acertada y segura. Por ello, es una cuestión obligatoria que deben tener en cuenta fabricantes y distribuidores de acuerdo con  el Reglamento (UE) Nº 1169/2011.

    Sin embargo, atender a todo lo que se exige en la normativa y adecuarlo al producto demanda un conocimiento preciso de la misma que es necesario abordar. ¿Cuáles son exactamente esos requisitos? Los desglosamos a continuación.

    Requisitos de etiquetado

    Básicamente, los requisitos de etiquetado abordan tres aspectos fundamentales: información básica, protección y uso seguro, e información nutricional. Aunque existen elementos particulares a tener en cuenta dependiendo del producto, podemos señalar una información mínima que debe aparecer en el etiquetado:

    • Denominación: el fabricante debe informar de qué es lo que contiene el envase. Para ello, incorpora una denominación de uso habitual, y de existir, la denominación legal del producto. En cualquier caso, no debe quedar duda alguna sobre el contenido del envase.
    • Ingredientes: el listado de ingredientes del alimento debe aparecer en orden de participación en la composición. El ingrediente que tenga mayor porcentaje en peso ocupa el primer lugar, y así sucesivamente con los subsiguientes. Este requisito es obligatorio para alimentos procesados, pero no para aquellos que proceden de un único ingrediente, como frutas, verduras y hortalizas sin tratar.
    • Alérgenos: el fabricante ha de informar sobre la presencia en la composición de sustancias que pueden producir alergias o intolerancias en algunos consumidores.
    • Cantidad neta: se expresa en alguna medida de capacidad generalmente aceptada y conocida: gramos, kilogramos, litros, centilitros…
    • Fecha de caducidad: se informa de la fecha hasta la que el fabricante considera que el alimento conserva propiedades que hacen que su consumo sea seguro y beneficioso. En algunos casos, sobre todo en alimentos no perecederos, esta información aparece como una recomendación: “consumir preferentemente antes de…”. En otros, como el pescado, se trata de una orden que debe respetarse: “no consumir después de…”.
    • Conservación y modo de uso: algunos alimentos requieren condiciones de temperatura o de almacenamiento especiales. Estas, al igual que las recomendaciones sobre su adecuado consumo, deben aparecer en la etiqueta.
    • Información del fabricante: se indica con claridad el nombre, la razón social, la dirección y cualquier otra información que contribuya a una identificación inequívoca de la empresa alimentaria fabricante del producto.
    • Procedencia y origen: no es obligatorio para todos los alimentos. En el caso de carnes, de origen vacuno, porcino o caprino es necesario informar sobre el país de origen, esto de acuerdo con la normativa europea.
    • Modo de empleo: en los casos en los que el modo de empleo requiera seguir un procedimiento específico, esta información aparecerá en la etiqueta.
    • Contenido de alcohol: cuando el volumen de alcohol supere el 1.2%, se indica con precisión.
    • Información nutricional: es para muchos la información más importante que forma parte de los requisitos de etiquetado de productos. La información nutricional debe incluir el valor energético, la cantidad de grasas saturadas, el azúcar, el valor proteínico, la sal, los hidratos de carbono, entre otros.
    • Otros aspectos: esta información debe aparecer en un lugar destacado de la etiqueta y de modo fácilmente legible. Además, se han de emplear sistemas de impresión que eviten que estas características se pierdan con el tiempo. También es preciso consultar el idioma o idiomas que resultan obligatorios de acuerdo con el lugar en el que se lanza el producto.

    Estos requisitos de etiquetado de productos son válidos para productos envasados. Para otros alimentos, que no requieren envase, la información necesaria puede ser incorporada con rótulos, carteles, medios electrónicos, e incluso, comunicación oral.

    En cualquier caso, es necesario conocer de modo preciso cuáles son los requerimientos específicos para cada producto particular, con el objetivo de cumplir con la normativa en cada punto.

    ¿Cómo cumplir con los requisitos de etiquetado de productos con seguridad?

    Más allá de los requisitos mínimos, según el producto, es normal que aparezcan dudas sobre la información que es necesario incluir para cumplir la normativa con total garantía. Por ello, contar con el apoyo de asesores expertos en etiquetado puede marcar la diferencia.

    En Asesoría Plan-A somos especialistas de larga experiencia en seguridad alimentaria y podemos ayudarte a cumplir con exactitud los requisitos de etiquetado de productos alimentarios.

    Cumplir con la normativa vigente sobre etiquetado de productos nunca fue tan fácil.  Solo necesitas contactar con nosotros aquí.

    Share This