• Generic selectors
    Exact matches only
    Search in title
    Search in content
    Search in posts
    Search in pages
  • Informamos que ante la situación de alarma y emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, en Plan-A seguimos trabajando con total normalidad

    Las responsabilidades de la empresa en caso de accidente, que son de orden civil, administrativo y penal, están definidas en la Ley General de Seguridad Social – LGSS -, la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social – LISOS -, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales – LPRL -, en el Estatuto de los Trabajadores – ET -, y, finalmente, en un buen número de normas y regulaciones sobre prevención y seguridad en el trabajo.

    La formación en prevención de riesgos laborales, es una obligación determinada en la Ley 31-1995. En esta norma se estipulan sanciones que pueden ir desde los 40 hasta los 800.000 euros.

    El objetivo de todas las normas que hemos mencionado no es otro que proteger la integridad y hasta la vida de los trabajadores. Hoy sabemos que no existen trabajos en los que no se esté expuesto a algún tipo de riesgo.

    Las responsabilidades de la empresa en caso de accidente son ineludibles, y dentro de ellas se destaca la de ofrecer al trabajador la debida formación que le permita prevenir accidentes y trabajar en un espacio seguro.

    Responsabilidades de la empresa en caso de accidente

    Las empresas tienen responsabilidades administrativas, civiles o penales, derivadas del incumplimiento de una, algunas o todas las normativas que hemos mencionado.

    Sin ánimo de resultar alarmistas, las sanciones de orden administrativo pueden llegar hasta los 819.000 euros, mientras que las civiles alcanzan la cifra de 601.000 euros. En cuanto a las responsabilidades de la empresa en caso de accidente, de orden penal, pueden representar prisión para el representante de hasta 4 años.

    ¿Quiénes son responsables? Cuando hablamos de las responsabilidades de la empresa en caso de accidente, no sólo nos referimos a los empresarios claramente identificados. También son responsables:

    • Los promotores y propietarios de obras.
    • Los fabricantes, importadores y suministradores de productos.
    • Los trabajadores por cuenta propia y ajena.
    • Los consultores o empresas de consultores, auditores o asesores.
    • Los servicios de prevención ajenos.
    • Los contratistas y subcontratistas que tengan trabajadores a su cargo.

    La importancia de la formación en prevención de riesgos laborales

    La formación es una de las principales responsabilidades que la ley asigna a los empresarios. Pero la formación en prevención de riesgos laborales no sólo representa el no pago de sanciones, sino aumentar la productividad gracias a la generación de un ambiente de trabajo cómodo, seguro y amigable para el trabajador.

    La formación en prevención de riesgos laborales permite que disminuyan los índices de absentismo y de inactividad de los equipos de trabajo. Pero ¿Cómo debe ser un programa de calidad en el área de prevención de riesgos laborales? Veamos:

    Curso Oficial de Prevención de Riesgos Laborales

    En Asesoría Plan-A hemos diseñado el Curso Oficial de Prevención de Riesgos Laborales certificado por un técnico colegiado por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos de Andalucía Oriental.

    Este programa es válido para todos los sectores y permite obtener un documento oficial (regulado por el Real Decreto 39/1997 de 17 de enero), también legítimo para convalidar la asignatura de Formación y Orientación Laboral o FOL.

    Además, nuestro programa oficial ofrece importantes ventajas:

    • 100% online.
    • Temario siempre disponible.
    • Es posible realizarlo desde casa o cualquier lugar.
    • Facilidad de pago, tras superar el test.
    • Título oficial al mejor precio.
    • Envío rápido del título.

    Empieza ahora tu formación en el Curso Oficial de Prevención de Riesgos Laborales aquí.

    Share This