• Generic selectors
    Exact matches only
    Search in title
    Search in content
    Search in posts
    Search in pages
  • ¿Es necesario tomar un curso online de nutrición y dietética para consumir alimentos sanos y equilibrados? Lo cierto es que sí te ayudará mucho. La clave de una dieta saludable es consumir la cantidad correcta de calorías, de acuerdo con las actividades diarias que se realizan, y equilibrar la energía que se consume con la energía que se gasta.

    Realizar un curso online de nutrición y dietética ofrece muchas y muy interesantes salidas laborales. Pero además, nuestros estudiantes aprenden qué pasos dar para seguir una dieta sana, información y consejos especialmente útiles para afrontar el siguiente año, tras los excesos típicos de las fiestas navideñas.

    Hoy, como preparación para esta época cargada de delicias gastronómicas, hablamos del curso online de nutrición y dietética y de paso te damos algunos consejos para comer sano sin pasar hambre y sin dejar de darle a nuestro cuerpo lo que necesita para funcionar de forma óptima.

    Curso online de nutrición y dietética – Qué aprenderás

    Si bebes o comes más de lo que tu cuerpo necesita, es muy posible que tu peso aumente. La energía que no se utiliza, se almacena en el cuerpo como grasa. Por el contrario, si se bebe y come menos de lo que el organismo requiere, es muy posible bajar de peso y empezar a sufrir desordenes alimenticios y complicaciones.

    Es preciso comer una amplia gama de alimentos para obtener una dieta equilibrada y que el cuerpo reciba todos los nutrientes que necesita. Se recomienda que los hombres consuman alrededor de 2.500 calorías diarias (140.500 kilojulios). Las mujeres deberían consumir alrededor de 2.000 calorías diarias, equivalentes a 8.400 kilojulios.

    Aprender cómo consumir esas calorías es parte importante de lo que aprendemos en el curso online de nutrición y dietética. Estos consejos te serán de utilidad:

    Basa tus comidas en carbohidratos ricos en fibra con almidón

    Los carbohidratos con almidón deben ser un poco más de la tercera parte de los alimentos que consumes a diario. Entre ellos, tenemos arroz, pan, pastas, cereales y patatas. Entre estos alimentos, debes elegir los que ofrezcan concentración más alta de fibra, como los alimentos integrales, las patatas con la piel o la pasa de trigo integral.

    Algunas personas piensan que los alimentos con almidón provocan aumento de peso, pero, gramo por gramo, el carbohidrato que contienen proporciona menos de la mitad de las calorías que se convierten en grasa. Debes cuidar las grasas que se agregan en la cocción, como, por ejemplo, el aceite en patatas fritas, la mantequilla en el pan o las salsas en la pasta.

    curso online de nutrición y dietética
    • Facebook
    • Twitter

    Come muchas frutas y verduras

    Se deben comer al menos 5 porciones de una variedad de frutas y verduras todos los días. Pueden ser frescos, congelados, enlatados, secos o en jugo. Hacerlo es mucho más fácil de lo que parce. Basta con picar un plátano sobre el cereal en el desayuno, por ejemplo, y cambiar tu merienda habitual a media mañana por una fruta fresca.

    Un vaso de 150 ml. de zumo de fruta, zumo de verduras o batidos, también cuenta como una porción, pero es importante que limites la cantidad a un solo vaso ya que el azúcar natural o agregada, puede ocasionarte algunos problemas.

    Incluye pescado en tu dieta

    El pescado es una buena fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Trata de comer al menos dos porciones de pescado a la semana, incluyendo al menos una porción de pescado azul, entre los cuales podemos mencionar el atún, salmón, trucha, rodaballo, anchoa, sardina, arenque, carpa, jurel, lamprea…

    Este tipo de pescados son ricos en grasas omega-3, que ayudan a prevenir enfermedades del corazón. Puedes elegir entre pescado fresco, congelado y enlatado. Pero recuerda que el pescado enlatado puede ser rico en sal.

    Reduce el consumo de grasas saturadas y azúcar

    Finalmente, siempre se encesta grasa en la dieta. Pero es importante prestar atención a la cantidad y el tipo de grasa que se consume. Básicamente: existen dos grandes grupos de grasas: saturadas e insaturadas.

    El exceso de grasas saturadas aumenta la cantidad de colesterol en la sangre, aumentando así la posibilidad de desarrollar problemas cardiovasculares. En promedio, los hombres no deberían consumir más de 30 gramos de grasa saturada al día. Las mujeres, un máximo de 20 gramos.

    La grasa saturada se encuentra en alimentos como los cortes grasos de la carne de res, los embutidos, la mantequilla, el queso duro, la crema, los pasteles, las galletas, la manteca de cerdo…

    Disminuir el consumo de sal y azúcar, mantenerse activo y hacer deporte, tomar mucha agua y entender que el desayuno es la comida más importante del día, bastarán para que tener un organismo saludable y bien nutrido.

    Pero son muchos más los conocimientos que adquirirás al realizar el curso online de nutrición y dietética. A través de 30 temas diferentes, agrupados en 5 módulos, que puedes estudiar desde casa accediendo a los contenidos y ejercicios prácticos disponibles en nuestro Aula Virtual, en el horario que más te convenga, 100% online.

    Comienza 2020 mejorando tu salud y oportunidades laborales con el Curso online de nutrición y dietética.

    Share This