La primera etapa del desarrollo físico, psíquico y social de la persona es la infancia, ya que en ella se inicia el proceso de madurez del individuo en todos sus aspectos, por lo tanto la alimentación en la infancia es el factor extrínseco más importante que determina el crecimiento y desarrollo del individuo durante la infancia.

La importancia de los hábitos…

Si se inculcan unos hábitos correctos desde la infancia estos favorecerán una vida más saludable en la edad adulta y contribuirán a prevenir problemas de salud como la obesidad o la diabetes.

Los requerimientos de los distintos nutrientes van variando dependiendo del ritmo de crecimiento individual, del grado de maduración de cada organismo, de la actividad física, del sexo y también de la capacidad para utilizar los nutrientes procedentes de la ingesta. Por ello, una alimentación correcta durante la edad escolar que permita al niño crecer con salud es, sin duda, un objetivo prioritario para familias y educadores, pues cualquier malnutrición, por exceso o por defecto, puede tener repercusiones a corto y largo plazo.

Por lo tanto, durante la alimentación en la infancia…

Es cuando comienzan a instaurarse unos hábitos alimentarios que, correctos o no, se mantendrán durante toda la vida. La población infantil es un grupo especialmente vulnerable a desequilibrios nutricionales, pero también especialmente receptivo a cualquier modificación y educación nutricional.

El comedor escolar puede y debe ser, por tanto, un marco en el que día a día se adquieran unos hábitos alimentarios saludables y se conozcan de forma práctica las normas para una óptima alimentación y nutrición durante toda la vida.

 

En Plan-A, tenemos experiencia en la formación de los cursos de monitor de comedor escolar. Con asesoría Plan-A puedes hacer tu curso de monitor de comedor escolar y obtener tu título oficial para empezar a trabajar ya!!

Para más información y estar al día puedes seguirnos en Facebook o Twitter.

Share This