• Generic selectors
    Exact matches only
    Search in title
    Search in content
    Search in posts
    Search in pages
  • Implementación de Normas BRC, IFS e ISO

    Desde Asesoría Plan-A ofrecemos asesoramiento experto para empresas alimentarias implantando sistemas basados en normativas de seguridad alimentaria: ISO 22000, IFS y BRC, de acuerdo con sus intereses y objetivos.

    Cumple con los mejores estándares en seguridad alimentaria

    Mejora los procesos internos e imagen de marca

    Eleva la satisfacción y accede a más clientes

    Expertos en Consultoría Alimentaria

    ~

    Cumplimiento normativo asegurado

    Adaptado a las necesidades de tu negocio

    Ahorro económico

    CONSULTORÍA DE IMPLANTACIÓN DE NORMAS DE SEGURIDAD ALIMENTARIA

    La implementación de normas de seguridad alimentaria como BCR, IFS o ISO 22000 en la empresa constituye la forma de asegurar que los procesos de la empresa siguen buenas prácticas adecuadas para garantizar la seguridad alimentaria. ISO 22000, IFS y BCR son estándares diseñados por expertos para mitigar los riesgos a los que quedan expuesta la producción de alimentos hasta llegar al consumidor final.

    Se trata de un conjunto de procesos y controles de eficacia comprobada que suponen un aval garantizado de fiabilidad frente a clientes y terceros. Las empresas que implementan una o varias de estas normas demuestran que han adquirido las mejores prácticas en materia de prevención alimentaria.

    Las tres principales normas de seguridad alimentaria son: 

    • BCR: estándar alimentario de alcance global que requiere la implementación de un sistema de calidad documentado que implemente estrictas prácticas de higiene alimentaria y seguimiento constante. Suele requerirse a empresas alimentarias, fabricantes de embalaje, distribuidores y transportistas dentro de la Comunidad Europea. 
    • IFS: pertenece al conjunto de normas IFS (International Featured Standards) que se proponen desde la Asociación de Distribuidores de Alemania, Francia e Italia para unificar los sistemas de seguridad alimentaria. Tiene alcance global y es especialmente exigida desde estos países para distribuidores y mayoristas.
    • ISO 22000: estándar internacional desarrollado por la Organización Internacional de Normalización (ISO). Requiere la implementación de un sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos que proporcione un control de riesgos integral, dinámico y efectivo de la seguridad alimentaria en todos los puntos de la cadena alimentaria.

    Estas normas coinciden en muchos de sus requerimientos, por lo que, son fácilmente integrables y compatibles. 

    Para la implementación de estas normas de seguridad alimentaria es preciso conocer con detalle sus requisitos, contar con competencias metodológicas específicas y la capacidad de adecuar las bases del sistema propuesto a las particularidades y necesidades de la empresa, algo que por lo general se adquiere con la práctica.

    Por ello, desde Asesoría Plan-A estamos preparados para aplicar nuestra amplia experiencia sobre normas de seguridad alimentaria BCR, IFS o ISO 22000 para que la implementación sea un proceso ágil y garantizado.

    CÓMO REALIZAR LA IMPLEMENTACIÓN DE NORMAS BRC, IFS E ISO

    El proceso de implementación de normas BCR, IFS e ISO puede ser muy sencillo cuando se cuenta con el apoyo adecuado. Para ello, desde Asesoría Plan-A proponemos las siguientes fases dentro de las cuáles toma especial relevancia el Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC):

    • Fase inicialdiagnóstico que permita conocer en qué punto se encuentra la empresa en materia de seguridad alimentaria y cuáles son sus necesidades e intereses, así como el grado de compromiso que adquiere la dirección en el proceso.
    • Fase de planificación: en esta etapa se planifica y se elabora la documentación del  sistema que permite dar cumplimiento a los requisitos de cada norma. Al mismo tiempo, se persigue que los cambios sean mínimos para lograr la máxima eficacia con el menor esfuerzo de adaptación. 
    • Fase de implementación: se aplican los cambios requeridos en los procesos del negocio.  
    • Fase de revisión y mejora: la monitorización y auditoría permite comprobar la eficacia del sistema a lo largo del tiempo así como corregir desviaciones. Así como superar con éxito el proceso de certificación, cuando este es requerido.

      Te Informamos sin compromiso